Google Translate

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 18 de marzo de 2013

LA DANZA DEL POLVO EN LOS RAYOS DE SOL - Vilhelm Hammershøi

Esta silenciosa habitación en la penumbra parece carente de significado. El espectador se ve obligado a examinar la imagen sin ayuda alguna, sin las confortables estructuras interpretativas de la simbología que nos da el arte.
La danza del polvo en los rayos de sol, (1900)

Es una de las obras más conocidas del pintor danés Vilhelm Hammershøi (1864-1916). Su título es poético, quizá un intento de dotar de una dimensión humana a un cuadro que choca no por la presencia de personas, sino por su ausencia. 

La habitación representada en la imagen está vacía, siendo el único elemento "vivo" el encuentro entre las motas de polvo y los rayos de sol que entran por una ventana y se proyectan ante una puerta y sobre el suelo. El título poético, sin embargo, es un añadido posterior, el pintor cuando expuso la obra, usó otro menos sentimental, traducible por "Rayos de sol" o "Luz de sol".

El lienzo fue pintado en la vivienda de Hammershøi, en un viejo edificio de la Strandgade 30 de Christianshavn (hoy parte de Copenhague). Presenta un motivo que repitió una y otra vez, con o sin muebles, con o sin fisuras, pero esta versión es el ejemplo más convincente. Sin embargo, el cuadro constituye una especie de enigma. No representa la vida vivida en esta casa. Aquí el protagonista es la luz, pero no de una que revele, sino usada para turbar, intranquilizar, en otra palabra, para desasosegar.

Este cuadro evoca una inquietante atmósfera de extrañeza, se vislumbran las motas de polvo como queriendo decir que ya no queda nada. El ego está solo. La obra representa no solo una estancia física, sino también un espacio mental, y más que ninguna otra cosa, muestra la soledad existencial del hombre moderno. Es la primera vez que prevalece el estado mental antes que el físico, por lo menos para mi. Es una censura en la psique humana. 

Me parece sobrecogedora, ni tan siquiera he querido subir más obras de Hammershøi, esta es la que me estremece y me gusta a la vez. Un peligroso mirar hacia atrás, un escalofrío, es como mirar con los dos ojos y que cada uno te diga algo distinto, con uno veo lo luminoso y claro, con el otro, sin embargo, lo impreciso y lo sombrío. Ahí queda la interpretación de cada uno.

4 comentarios:

Jacques Roux dijo...

hola compañera! En primer lugar decirte que me alegró mucho el comentario que dejaste hace poco en mi blog.
Cada vez que me meto en el tuyo es más interesante y de más calidad. Yo también comparto contigo además de muchas ideas, tu amor por el arte y la pintura, a mi me encanta y tu blog nos hace aprender cada día un poco más sobre los entresijos de los y las grandes artistas en muchos casos olvidad@s por la historia.
Sigue así! y continuemos con la lucha en las calles en las redes.
un abrazo de tu camarada Jacques Roux!

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Perturbadora e inquietante a la vez.
Abrazos y besos.

INMA dijo...

Hola amigoo..alegría y muy grande me da verte por aquí, y gracias por tus bellas palabras que me alborotan, parece que los seres humanos no estamos acostumbrados a eso de alabar a otro, por eso te lo agradezco aún más, quizá no merezca tanto. Continuaremos en la lucha, más ahora que nos están robando hasta el alma, y es por eso tan importante un blog como el tuyo, que difunde cada aberración que se va cometiendo en contra de nuestras voluntades.

Graciasss, te mando otro abrazo solidario y bien grandoteeee

INMA dijo...

uff .. es inquietante sí, a mi me da para pensar mucho. Es una pintura que está considerada entre las setenta más importantes del mundo, no sé quién se dedica a esas cosas, pero aquí estoy de acuerdo.

Graciass y besos a puñaoss

IDA VITALE

Quizá también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetas