Google Translate

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 31 de octubre de 2013

ENIGMAS - NAZIK AL MALAIKA

Déjame en mi silencio con mi frustrado sentimiento
No preguntes por los enigmas de mi incertidumbre callada

Déjame con mi enigma sin buscar mis profundidades
Conténtate en comprender mis sentimientos con los secretos


Jean Francois Portaels (1818-1895)


No preguntes, pues a veces yo soy un enigma entre ellos
Deja en lo invisible los secretos y no entiendas

Que mi alma no anhele vivir como la gente
Que a veces yo olvido, humano sentimiento,

Incluso tu amor... incluso tus horizontes que me torturan
Y soy un espíritu que se extiende como espectro enamorado

Mi corazón anónimo tiene grandes misterios
Diferentes, sin consciencia humana

Por eso te siento como algo humano e inquieto
Del que la cumbre de mis sueños rechaza cualquier destello

Por eso te siente mi alma como la de algunos muertos
Diciendo tu eres amor, nada queda sino yo misma

En tu rostro miro pero sin verlo
En mi alma busco algo que me lo recuerde.



Jean Francois Portaels (1818-1895)


Recuerdo, sin saber qué, ¿qué éramos?
Algo sin forma que lo defina... sin color

La oscuridad en mi alma permanece en su oscuridad
Déjala sin preguntarme sobre ella, sobre sus melodías

Déjame con mis grandes misterios, mis secretos,
Mi silencio, con el balbuceo de mis pensamientos



LUDWIG KARL GUSTAVE RICHTER

Auguste Toulmouche 


Hay en mí una parte de eternidad que no comprendes
Hay en mi corazón un gran sueño que no conoces

Déjalo, ¿qué es lo que te preocupa para preguntar con insistencia?
El amor se muere si no lo cubren los secretos

Soy como la noche: callada, profunda, horizonte
Soy como las estrellas: incertidumbre, lejanía, destello

Compréndeme si la noche se comprende, comprende mis
sentimientos
Y tócame, tócame si las estrellas pueden ser tocadas.



NAZIK AL MALAIKA, nacida en Irak, (1923-2007), del poemario: Chispas y cenizas (1949)
(traducción del árabe por: Manuel Jimenez Lucerna)



"He escondido mi esencia en el silencio"

miércoles, 30 de octubre de 2013

AMOR MÍO, MI AMOR, AMOR HALLADO

Me lo digo, lo dicen en mi cuerpo 
los hilos de mi sangre acostumbrada, 
lo dice este dolor y mis zapatos 
y mi boca y mi almohada. 

Te quiero, amor, amor absurdamente, 
tontamente, perdido, iluminado, 
soñando rosas e inventando estrellas 
y diciéndote adiós yendo a tu lado. 


Klimt

Amor mío, mi amor, amor hallado 
de pronto en la ostra de la muerte. 
Quiero comer contigo, estar, amar contigo, 
quiero tocarte, verte. 

Te quiero desde el poste de la esquina, 
desde la alfombra de ese cuarto a solas, 
en las sábanas tibias de tu cuerpo 
donde se duerme un agua de amapolas. 

Cabellera del aire desvelado, 
río de noche, platanar oscuro, 
colmena ciega, amor desenterrado, 

voy a seguir tus pasos hacia arriba, 
de tus pies a tu muslo y tu costado.



Jaime Sabines


martes, 29 de octubre de 2013

DOS DESNUDOS DE LUIS RICARDO FALERO - ROTUNDOS, EXULTANTES, SINUOSOS



En la obra de Luis Ricardo Falero (Granada, España, 1851 - Londres 1896) lo que no sea resaltar la espléndida y voluptuosa anatomía del cuerpo femenino está de más. Pocas veces representa a la mujer apenas cubierta por velos gaseosos, la transparencia del agua, o las sombras; muchas menos la ofrece vestida; nunca la vestimenta la oculta, siempre sugiere.

Así en su Visión de Fausto o en la Salida de las Brujas, los cuerpos se repiten adoptando todo tipo de posiciones, perspectivas, como queriéndonos presentar a una única modelo en todas las situaciones posibles. A ello ayuda una excelencia encomiable en el dibujo que raya en la perfección.

Dos cuadros que destaco porque me encantan, dos preciosidades de este pintor orientalista, andaluz, granadino, que vamos a disfrutar y ver en detalles:




La Salida de las Brujas



Los cuerpos que Falero pinta son rotundos, muy femeninos, poco hay en ellos de idealización, es decir, de sugerencia al intelecto; son, antes bien, cuerpos que destilan la sensualidad de lo mórbido, de la carne naturalmente representada . La rotundidez de la forma actúa directamente sobre los sentidos, los estimula desde su explícita presentación, no necesita la artimaña de la sugerencia: los cuerpos hablan solos (ya los rostros sonrían pícara o francamente, ya se muestren inquietantes, eso es subalterno ante la línea depurada de las curvas voluptuosas que dicen más, en este caso, que los rostros).





Detalle del cuadro


Detalle del cuadro


Detalle del cuadro


Detalle del cuadro


Bien es cierto que todos esos cuerpos están bien formados, siguen el patrón de lo bello, de volúmenes redondeados, sinuosos, esplendorosamente turgentes, pero nada que se separe del canon de lo posible real. Solo que Falero lo utiliza y repite hasta la saciedad insaciable. 



La visión de Fausto

Detalle del cuadro

Detalle del cuadro





Parte del texto e imágenes del maravilloso blog:

http://consentidoscomunes.blogspot.com.es/

lunes, 28 de octubre de 2013

LAO TSÉ - EL SABIO

Creo que muchos nos sentimos aludidos al leer esta inmensidad o, más bien, nos deberíamos sentir aludidos. ¿No?


El sabio se mantiene alejado de la rivalidad,
de la codicia y de la confusión
producida por los deseos.
El sabio es feliz al vivir,
es bondadoso y armoniza con todos,
es sincero al hablar, equilibrado
y recto en el trabajo y en la vida.
Cuando acaba su obra, se retira oportunamente,
su respiración es fresca como la de un niño,
y busca siempre beneficiar a los hombres.
El sabio es difícil de comprender,
es cauteloso como quien atraviesa
un río en invierno,
prudente como quien tiene enemigos,
reservado como el huésped de una casa,
sencillo como la madera, tranquilo como un valle
y profundo como las aguas de un lago.
El sabio posee poco
porque se ha olvidado de las cosas,
su presencia es modelo para todos los hombres.
No se muestra, por eso resplandece,
no se vanagloria, por eso sobresale,
no se exalta, por eso merece elogio,
es humilde y se mantiene íntegro.
Permanece independiente,
aunque viva rodeado de gloria y esplendor
nunca pierde la paz.
El sabio no es impetuoso,
y nunca pierde el dominio de sí mismo.
El sabio no ofende a nadie,
y nunca halla motivo para rechazar a nadie.
El sabio es aquel que se conoce a sí mismo,
que quiere conquistarse a sí mismo,
más que conquistar a otros.
El sabio, contemplado,
no parece digno de ser mirado,
oyéndolo, no parece digno de ser escuchado,
sin embargo, contiene en sí todas las virtudes.
El sabio parece que no hace nada y,
sin embargo, nada queda sin realizar.
El sabio hace del corazón de los demás
el suyo propio.
Con el bueno obra de forma buena,
con el malo obra de buena forma.
El sabio se parece a un niño,
nada ni nadie le daña.
El sabio se da cuenta de las cosas
que para los demás pasan inadvertidas,
y estima por igual las grandes y las pequeñas.
El sabio no combate, mas siempre vence,
y no teme a la muerte.
El sabio es, en fin, quien está en armonía
con la naturaleza.



El sabio - Lao Tsé - Tao Te King


"Un líder es mejor cuando la gente apenas sabe que existe. Cuando su trabajo esté hecho, su objetivo cumplido, ellos dirán: nosotros mismos lo hicimos"


domingo, 27 de octubre de 2013

MANDORLA - JOSÉ ÁNGEL VALENTE


Estás oscura en tu concavidad
y en tu secreta sombra contenida,
inscrita en ti.
Acaricié tu sangre.
Me entraste al fondo de tu noche ebrio
de claridad.


José Ángel Valente (Orense, 1929 - Ginebra, 2000)





sábado, 26 de octubre de 2013

MUSAS INSPIRADORAS EN EL ARTE - MUJERES BELLAS, LÁNGUIDAS, EXUBERANTES ...

Pasos de un peregrino son, errante, cuantos me dictó versos dulce musa en soledad confusa, perdidos unos, otros inspirados - Luis de Góngora



Jane Burden o Morris, musa de Dante Rossetti


¿Quién puede bajar los ojos como una mujer? ¿Y quién sabe alzarlos como ella? - Soren Kierkegaard




Ken Hamilton



Wladyslaw Teodor Benda (1873 – 1948)


Mujer el mundo está amueblado por tus ojos - Vicente Huidobro



William Clarke Wontner

Boticelli


Pablo Picasso

Klimt

Ramón Casas


Mischa Askenazy

Edouard Manet

Oskar Kokoschka

Malcolm T. Liepke


Sin sonrisa de mujer no hay gloria completa de hombre - José Martí



Delphin Enjolras

Henri Matisse

Max Beckmann


Hay una mujer al principio de todas las grandes cosas - Alphonse De Lamartine


Sobre una torre había una mujer, de túnica blanca, peinándose la cabellera, que le llegaba a los pies. El peine desprendía sueños, con todos sus personajes: los sueños salían del pelo y se iban al aire - Eduardo Galeano



Dante Gabriel Rossetti


Charles-Amable Lenoir

Edvard Munch



JULIO ROMERO DE TORRES

Una mujer se persuade de que es amada más por lo que adivina que por lo que se le dice - Anne De Lenclós


Entre un grupo de sólo hombres, ¡Qué calor el de la mujer! - Masaoka Shiki



Leonardo da Vinci

Leon Kroll, 1928



Zinaida Serebriakova, 1911.

Pierre Auguste Rodin

Diego Rivera, 1926

Johannes Vermeer

Kees van Dongen, 1938

Egon Schiele


August Macke, 1909


Hasta que el día menos pensado, la mujer que nos electriza intensifica tanto sus descargas sexuales, que termina por electrocutarnos en un espasmo, lleno de interrupciones y de cortocircuitos - Oliverio Girondo


¿Qué meditas tan profundamente? la mujer vestida del sol, con la luna bajo sus pies, tiene que ser tu alma - Angelus Silesius






Man Ray, Kiki de Montparnasse, 1923.

Amedeo Modigliani


William Adolphe Bouguereau




FEDERICO BELTRÁN MASSÉS

Paul Gauguin


Oswaldo Guayasamín.

Estudio mucho a la mujer desde años atrás y cada día desespero más de sentir alguna vez como ella siente, de sentir siquiera por un instante una de esas emociones de gracia con respecto a sí mismas o al vivir de otros o de desesperación absoluta, que el hombre no conoce. ¿Cómo será ser mujer? - 
Macedonio Fernández


Mi casa es esta mujer que ahora duerme a mi lado. Como ella, con ella, todo a mí alrededor reposa. Cuando ella despierte, también lo harán las cosas. Volverán a abrirse las puertas, correrá el agua otra vez, los pasos avivarán la vieja escalera, caerá de nuevo la luz sobre las plantas. Yo retornaré a mi mesa, a las palabras, y su voz, como un halo, circundará mi día - Santiago Kovadloff




Frederic Leighton, 1880




André Derain, 1925

La mujer es más como la noche. Te rodea, te envuelve, te ahoga, sin ofenderte, sin ni siquiera tocarte - Osho


Ufff ... ha sido muy larga la entrada, hay tantas mujeres bellas, por dentro y por fuera, que nunca terminaría, espero que os haya gustado o por lo menos disfrutado. 



IDA VITALE

Quizá también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetas