Google Translate

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 30 de mayo de 2014

ANNA ŚWIRSZCZYŃSKA (ANNA SWIR) - SOY TORPE Y OTROS TRES POEMAS

"Soy poco importante
Jamás lo olvido.
Camino como alguien poco importante,
me siento como alguien poco importante,
me lavo, duermo y como de un modo
absolutamente poco importante".

Pierre Bonnard

Soy torpe

Soy torpe.
Mi torpeza
apesta increíblemente,
como mi piel cuando
no es lavada.

Mi torpeza
apesta
como un gigantesco y salvajísimo
animal, como la hembra
de ese animal.

Sé vivir
sólo tanto tiempo
como me permita mamar
su ubre
mi madre, la torpeza.



Balthus

Ella tiene miedo

Al lado de la mujer
está acostado su hombre.
La mujer tiene miedo
de que él vuelva a matarla.

¿No vas a volver a matarme?
pregunta la mujer.
No te voy a matar, dice el hombre.

Pero ella tiene miedo
de que él vuelva a matarla.

Entonces corre a la ventana y salta al pavimento.
Y ya está a salvo
de bruces sobre el pavimento.
Él ya no volverá a matarla.


Margarita Sikorskaia


Su más grande amor

Tiene sesenta años. Vive
el amor más grande de su vida.

Camina abrazada con su amor,
el viento le despeina los cabellos.
Su amor le dice:
-Tienes el cabello como perlas.

Sus hijos dicen:
-Vieja loca.



Egon Schiele


Una mujer le habla a su muslo


Ah, cuántas riquezas
te debo, muslo mío!

Es solamente gracias a tu buen aspecto
que puedo tomar parte
en los ritos del amor.
Gozos místicos,
traiciones deliciosas
como un pintalabios carmesí,
depravados rococós
de complejidades psicológicas,
dulzuras de anhelos carnales
que te dejan sin respiración,
abismos de desesperanza
que se hunden hasta el mismísimo fondo del mundo:
todo esto te debo.

Las almas de mis amantes
se abren a mí en un instante de amor
y quedan bajo mi poder.

Penetro en sus almas,
deambulo
por un camino de deleite o de horror
hasta unas tierras tan inconcebibles
como el fondo del mar.

El refinamiento más exquisito de mi alma
no me ofrecería ni uno solo de esos tesoros
si no fuera por el claro, delicado encanto
de un pequeño, amoral animalillo.


(Traducción de todos sus poemas por Czeslaw Milosz)





Anna Świrszczyńska, también conocida como Anna Swir, nació en Varsovia, el 7 de febrero de 1909. Poeta y dramaturga. Su mundo poético es muy personal y la temática de su poesía es variada: el amor, la vejez, la enfermedad, la maternidad, el deseo, el erotismo, el rechazo, la añoranza.




"Existiendo quisiera,
por un parpadeo,
experimentar la no existencia"


jueves, 29 de mayo de 2014

MERCEDES RIDOCCI - LUNA DE HIEL

Mercedes Ridocci


LUNA DE HIEL

Retuvo para él todas las caricias,
todos los besos,
las palabras bonitas.
Se envolvió en raso blanco
anudó sus recónditos labios con lazos de deseo,
que él desataría con manos expertas,
ávidas del calor que le ofrecía.

No hubo caricias,
ni besos,
ni palabras bonitas.
Con manos frías y violentas
mancilló el blanco raso de gris ceniciento,
desgarró los lazos del deseo,
derramó hielo sangriento en sus labios heridos.
Infectó todo su ser de rabia y miedo.



Poema : Mercedes Ridocci
Música : Max Richter
Fotografías de la composición escénica LUNA DE HIEL, creada e interpretada por Mercedes Ridocci.


http://youtu.be/FiuUl38A93w


Mercedes Ridocci


Ni en el inferno


¿Dónde te has metido, amor?
que ni en los sueños te veo.

¿Dónde te has metido, amor?
que ni en el engaño te siento.

¿Dónde te has metido, amor?
que ni en las sombras te tiento.

¿Dónde te has metido, amor?
que ni en el infierno te encuentro.




MERCEDES RIDOCCI,  (leonesa que reside actualmente en Madrid). Actriz, pedagoga y poeta.



Especializada en Movimiento Orgánico y Expresión Corporal Artística y escénica.


Desde hace 30 años lleva desarrollando su trabajo para diversos colectivos públicos y privados.


Desde 1999 es la directora pedagógica y profesora de la “Diplomatura en Expresión Corporal –Arte del Movimiento-, en Alfa ínstitut. (Madrid – Barcelona)


Dirige el grupo “Artesanato” (investigación en el lenguaje de la Expresión Corporal y la composición escénica) con el que ha creado 20 composiciones escénicas y 9 composiciones en solitario.


Sus páginas:

http://mercedesridocci.blogspot.com.es/

http://movimiento.org/profile/mercedesridoccifernandez



http://danzayexpresioncorporal.blogspot.com.es/






Su poemario "Lava del Alma"


lunes, 26 de mayo de 2014

AGOTADA - POEMA PRERRAFAELITA DE ELIZABETH ELEANOR SIDDAL

Oh, silencioso bosque, te atravieso con el corazón tan lleno de miseria por todas las voces que caen de los árboles, y las hierbas que rasgan mis piernas. 
Deja que me siente en tu sombra más oscura, mientras los grises búhos vuelan sobre ti, allí he de rogar tu bendición: no convertirme en una ilusión, no desvanecerme en un lento letargo.
(fragmento de su poema "Un bosque silencioso")

Dante Rossetti

Agotada

Tus fuertes brazos me rodean,
Mi cabello se enamora de tus hombros;
Lentas palabras de consuelo caen sobre mi,
Sin embargo mi corazón no tiene descanso.

Porque sólo una cosa trémula queda de mí,
Que jamás podrá ser algo,
Salvo un pájaro de alas rotas
Huyendo en vano de ti.

No puedo darte el amor
Que ya no es mío,
El amor que me golpeó y derribó
Sobre la nieve cegadora.

Sólo puedo darte un corazón herido
Y unos ojos agotados por el dolor,
Una boca perdida no puede sonreír,
Y tal vez ya nunca vuelva a reír.

Pero rodéame con tus brazos, amor,
Hasta que el sueño me arrebate;
Entonces déjame, no digas adiós,
Salvo si despierto, envuelta en llanto.



Elizabeth Eleanor Siddal (1829-1862), modelo, musa y artista prerrafaelita, tuvo una vida trágica. Fue pareja de Dante Rossetti, también poeta y pintor, cuyas infidelidades reiteradas la llevaron a cometer suicidio al ingerir una dosis letal de láudano.

A pesar de su final prematuro Elizabeth Siddal nos ha dejado versos muy bellos, acordes a su personalidad melancólica. 

Pero además era una pintora y dibujante muy interesante, perfectamente integrada como autora dentro de la Hermandad Prerrafaelita.



*.- En el siglo XIX tuvo lugar en Inglaterra un curioso movimiento de pintura llamada Prerrafaelita, cuyos miembros cultivaron un estilo propio y fácilmente reconocible y estéticamente muy bello y sugerente. Su nombre se debe a que despreciaban todo lo posterior a su gran idolo y maestro renacentista, Rafael. 

adoptaron las siglas P.R.B. Pre-Rafaelite Brotherhood, es decir, la Hermandad Prerafaelita.


domingo, 25 de mayo de 2014

NEGRA SOMBRA - ROSALÍA DE CASTRO



Xi Pan

Cuando pienso que te fuiste,
negra sombra que me asombras,
al pie de mis cabezales,
vuelves haciéndome burla.

Cuando imagino que te has ido,
en el mismo sol te me muestras,
y eres la estrella que brilla,
y eres el viento que sopla.

Si cantan, eres tú que cantas,
si lloran, eres tú que lloras,
y eres el murmullo del río
y eres la noche y eres la aurora.

En todo estás y tú eres todo,
para mí y en mí misma moras,
no me abandonarás nunca,
sombra que siempre me asombras.


Vladimir Clavijo

Negra Sombra, poema de Rosalía de Castro de la obra "Follas Novas" (1880).


Cando penso que te fuches,
negra sombra que me asombras,
ó pé dos meus cabezales
tornas facéndome mofa.

Cando maxino que es ida,
no mesmo sol te me amostras,
i eres a estrela que brila,
i eres o vento que zoa.

Si cantan, es ti que cantas,
si choran, es ti que choras,
i es o marmurio do río
i es a noite i es a aurora.

En todo estás e ti es todo,
pra min i en min mesma moras,
nin me abandonarás nunca,
sombra que sempre me asombras.




Rosalía de Castro (1837-1885)


Musicalizada por Luz Casal de forma magistral.


TENGO UNA TRISTEZA INFINITA - A PROPÓSITO DE TODO LO QUE PUEDE CONSEGUIR EL MALDITO FÚTBOL

Ferdinand Hodler, tristeza


Tristeza por comprobar que nunca vamos a conseguir nada en este país.
Tristeza al ver que un pueblo entero es capaz de movilizarse por un partido de fútbol,
tristeza porque observo que el pueblo es erudito en toda la parafernalia del fútbol, pero opaco e ignorante en nuestros derechos y dignidad,
el pueblo se idiotiza, entra en éxtasis,
y se entrampa hasta límites indecorosos para ver un partido,
pero es incapaz de empatizar con los dos millones de niños que pasan hambre o con las familias desahuciadas, y con la dictadura que vivimos (todos los dictadores han entretenido al pueblo con el fútbol),
y, lo peor,  son los primeros que se quejan,
miran para otro lado aunque saben que todo lo que rodea al fútbol es corrupción, dinero, evasión y blanqueo
les da igual, todo da igual.
¿Qué pasará mañana cuando se termine la resaca futbolera?
Tristeza, mucha tristeza e impotencia.


domingo, 18 de mayo de 2014

DESGANAS - MARIO BENEDETTI

Un hombre busca en la basura en España. Foto. Samuel Aranda


Si cuarenta mil niños sucumben diariamente
en el purgatorio del hambre y de la sed
si la tortura de los pobres cuerpos
envilece una a una a las almas
y si el poder se ufana de sus cuarentenas
o si los pobres de solemnidad
son cada vez menos solemnes y más pobres
ya es bastante grave
que un solo hombre
o una sola mujer
contemplen distraídos el horizonte neutro

pero en cambio es atroz
sencillamente atroz
si es la humanidad la que se encoge de hombros.



Mario Benedetti


Hambre en el mundo


sábado, 17 de mayo de 2014

CUÁNTAS VECES AL DÍA - SILVIO RODRIGUEZ

Edouard Hamman, desilusión


¿Qué silencio es culpable de la muerte de un hombre?
¿Qué silencio en nosotros ha colgado inocentes?
¿Qué silencio maldito ha cegado algún nombre?
¿Cuántas veces al día merecemos la muerte?

No busquen más alrededor.
Ustedes son.
No busquen más, no es el de atrás:
ustedes son.

No es el de al lado, no.
Eres tú mismo, sí.
El que sonríe bien,
el que sabe callar.

¿Cuántas veces al día merecemos la muerte?

¿Qué silencio aprendido nos preserva la vida?
¿Qué silencio oportuno nos convierte en prudentes?
¿Qué silencio asesino nos llena la barriga?
¿Cuántas veces al día merecemos la muerte?

Silvio Rodríguez







martes, 13 de mayo de 2014

ALFONSINA STORNI - ALMA DESNUDA Y LIBRE, UNA LOBA ADORABLE

"¡Es tan mala la vida! ¡Andan sueltas las fieras!...Oh, no he tenido nunca las bellas primaveras que tienen las mujeres cuando todo lo ignoran"

Oye: yo era como un mar dormido.
Me despertaste y la tempestad ha estallado.
Sacudo mis olas, hundo mis buques,
subo al cielo y castigo estrellas,
me avergüenzo y escondo entre mis pliegues,
enloquezco y mato mis peces.
No me mires con miedo. Tú lo has querido.

Alfonsina es uno de los iconos de la literatura posmodernista. Con una infancia difícil y con carencias y luego una vida con recurrentes enfermedades, su poesía está impregnada de lucha, audacia, amor y una reivindicación del género femenino. 

Alfonsina tuvo leales amigos entre los escritores y artistas coetáneos que la apoyaron con su afecto y no sólo valoraron la obra, sino a la mujer valiente que militaba en pos de mayor equidad y justicia en una sociedad de hombres resistiendo en un medio hostil y discriminador.


El clamor

Alguna vez, andando por la vida,
por piedad, por amor,
como se da una fuente, sin reservas,
yo di mi corazón.

Y dije al que pasaba, sin malicia,
y quizá con fervor:


-Obedezco a la ley que nos gobierna:
He dado el corazón.

Y tan pronto lo dije, como un eco
ya se corrió la voz:


-Ved la mala mujer esa que pasa:
Ha dado el corazón.

De boca en boca, sobre los tejados,
rodaba este clamor:


-¡Echadle piedras, eh, sobre la cara;
ha dado el corazón!

Ya está sangrando, sí, la cara mía,
pero no de rubor,
que me vuelvo a los hombres y repito:


¡He dado el corazón!



Me llamaron Alfonsina, nombre árabe que quiere decir dispuesta a todo


Cuando nadie se hubiera atrevido a levantar la voz para enjuiciar las normas impuestas por la sociedad a las mujeres, en ocasiones adoptando un seudónimo, Tao-Lao, ella se permitió escribir, con derroche de ironía, artículos en revistas de amplia difusión, cuadros, pinceladas, bosquejos de la sociedad, intentando despertar conciencias, poniendo al desnudo tales situaciones en donde dejaba expuestas las circunstancias limitativas y mezquinas de la gente

En esa época no era común que la mujer escribiera, y si lo hacía era necesario que se ajustara a las formas tradicionales, sin sobrepasar los límites que dividían al amor ingenuo del deseo puro, escondiéndolas bajo expresiones sentimentales que no resultaren peligrosas  para el público asustadizo. 

Aunque Alfonsina escribió dentro de ese estilo tan particular, también es cierto que ellos nacen de profundos temas humanos, de vivencias vividas: El resultado son poemas de tono íntimo y doméstico, donde también sobresalen temas transgresores como el deseo femenino (criticado duramente por la crítica tradicional), la doble moral a la que está sometida la virginidad de la mujer, la igualdad erótica entre los sexos y el derecho de independencia de ellas, la posición subordinada y el legado de silencio heredado por las mujeres, y la obsesión por la muerte.


HOMBRE PEQUEÑITO, HOMBRE PEQUEÑITO...

Hombre pequeñito, hombre pequeñito,
suelta a tu canario, que quiere volar...
Yo soy el canario, hombre pequeñito,
déjame saltar.

Estuve en tu jaula, hombre pequeñito,
hombre pequeñito que jaula me das.
Digo pequeñito porque no me entiendes,
ni me entenderás.

Tampoco te entiendo, pero mientras tanto
ábreme la jaula que quiero escapar;
hombre pequeñito, te amé un cuarto de ala;
no me pidas más.



Habla con los pájaros y llévate al alba.
Y cuando las carnes te sean tornadas,
y cuando hayas puesto en ellas el alma
que por las alcobas se quedó enredada,
entonces, buen hombre,
preténdeme blanca,
preténdeme nívea,
preténdeme casta.

Frente a su propia naturaleza femenina, su rebeldía contra una sociedad conservadora e hipócrita respecto a las mujeres, puso en emergencia el derecho a disponer del propio cuerpo y a hacer uso de la voz silenciada y censurada por generaciones. 

Esa sociedad que educa la mirada para disimular la pasión sorprendida por el varón. La mujer que se perfila en este medio es sensual, reprimida y de limitado horizonte cultural. Su vida se proyecta junto al hombre que la llevará al altar, a quien amará y para quien ella prodigará su cuerpo, proporcionándole placer y procreando hijos. Sabe también que junto al hombre, por su propia felicidad, cuanto menos ponga a funcionar su capacidad intelectual, más logrará armonizar con él.






Alfonsina Storni era un hombre que había tenido la desgracia de nacer mujer. ¿Por qué? Porque, decían, tenía una mente varonil: para que nos entendamos, Alfonsina vivía libremente, como vivían los hombres, y para eso nacer mujer era una verdadera desgracia en su época. 

Además de ser de las primeras mujeres en aparecer en el mundo cultural argentino de entonces, y de ser considerada una igual, Alfonsina hizo algo poco común en las mujeres de su época, quizá lo que le marcó de por vida: tuvo un hijo ilegítimo. 

Son muchas las mujeres de su tiempo que se atrevieron a vivir un amor tan apasionado como políticamente incorrecto, y se enamoraban de hombres casados que no estaban dispuestos a abandonar su estatus social, su familia, su trabajo y su reputación. De modo que las mujeres que se enamoraban del hombre menos adecuado, renunciaban, por no renunciar a ellos, a su maternidad (y si no renunciaban a la maternidad, renunciaban a la familia). 

Se conformaban con el papel de la amante y vivían tormentosamente aquellos amores sin tener nunca hijos bastardos a los que no poder dar ni el apellido del padre ni un padre. Alfonsina Storni se enamoró, como tantas, de un hombre casado y, además, 24 años mayor que ella; a diferencia de las tantas, se quedó embarazada, y a diferencia ya de las pocas tantas que quedaran, decidió seguir adelante: Alejandro Storni, su hijo. 



"Yo tengo un hijo fruto del amor, de amor sin ley,
Que no pude ser como las otras, casta de buey
Con yugo al cuello; ¡libre se eleve mi cabeza!
Yo quiero con mis manos apartar la maleza.
Mirad cómo se ríen y cómo me señalan
Porque lo digo así: (Las ovejitas balan
Porque ven que una loba ha entrado en el corral
Y saben que las lobas vienen del matorral).
¡Pobrecitas y mansas ovejas del rebaño!
No temáis a la loba, ella no os hará daño.
Pero tampoco riáis, que sus dientes son finos
¡Y en el bosque aprendieron sus manejos felinos!
No os robará la loba al pastor, no os inquietéis"


Yo soy como la loba.
Quebré con el rebaño
Y me fui a la montaña
Fatigada del llano.



Alfonsina Storni(1892-1938).

A finales del siglo XIX el matrimonio formado por Alfonso Storni y Paulina Martignoli, ambos de nacionalidad suiza, se unió a la ola de inmigrantes europeos que por ese entonces emigraba a la Argentina en busca de un futuro prometedor. 

Se instalaron en la  ciudad de San Juan y allí nacieron sus dos primeros hijos. 

Sin embargo, en 1890 decidieron regresar a su país natal y se asentaron en un pequeño pueblo llamado Sala Capriasca, en la Suiza italiana. Allí nació Alfonsina el 29 de mayo de 1892. Cuatro años después la familia decidió viajar nuevamente a San Juan, donde residirá hasta 1900, año en que se trasladó a la ciudad de Rosario en busca de nuevas oportunidades.







"Te vas Alfonsina con tu soledad ¿qué poemas nuevos fuiste a buscar? Una voz antigua de viento y de sal te requiebra el alma y la está llevando. Y te vas hacia allá como en sueños dormida, Alfonsina, vestida de mar."
(Alfonsina y el mar) 


lunes, 12 de mayo de 2014

RYSZARD KAPUSCINSKI - VIAJES CON HERÓDOTO


"Es allí
dijo una voz,
miré a mi alrededor
no veo nada, respondí
creo que quiso decir
escucha la voz que hay en tu interior
no la silencies
con tus propias palabras"




Ryszar Kapuscinskiperiodista, escritor, historiador y ensayista. Nació en Pinsk, hoy Bielorrusia, el 4 de marzo de 1932 y  falleció el 23 de enero de 2007, a los 75 años de edad, en Varsovia.

Nació lo suficientemente pronto como para ser testigo ¿privilegiado? del desolador panorama socio-político que nos ha ofrecido casi todo el siglo XX. Guerras civiles, mundiales, pactos incumplidos, invasiones, en una palabra: dolor. 

En su dilatada y absolutamente intensa carrera periodística fue testigo, y principal informador, entre otros hechos, de la llegada de la descolonización y la consiguiente independencia del Tercer Mundo, el golpe de estado en Chile o la revolución en Irán; presente en 27 revoluciones, vivió en primera persona 12 frentes de guerra y fue condenado en 4 ocasiones a ser fusilado. Un auténtico periodista de vocación; honesto, comprometido, arriesgado, audaz, un curioso insaciable, un maestro para muchos, ejemplo para casi todos.

Y habiendo sido poseedor de una mente lúcida y un criterio ecuánime, aunque sobre todo honesto, creo que no es mucho suponer que estamos ante uno de los testimonios más interesantes y valiosos que actualmente poseemos para entender el mundo en que vivimos e incluso vislumbrar el que nos tocará vivir.

Su última obra Viajes con Heródoto, publicada en 2006, en la que en un complicado ejercicio, viaja a través del tiempo y las culturas de la mano del historiador (compañero de vocación) griego.

                  "Los cínicos no sirven para este oficio"


Viajes con Heródoto


RESEÑA:


Años cincuenta: mientras recorre la Polonia profunda, un Kapuscinski aprendiz de reportero vive obsesionado con cruzar la frontera. No viaja a Checoslovaquia, pero, a cambio, la redacción del diario en el que trabaja lo envía a… la India. El flamante corresponsal parte con un sólo libro, la Historia de Heródoto, que resultará decisivo para la formación (profesional y personal) del futuro gran autor. 

Viajes con Heródoto se revela como un libro de difícil clasificación. ¿Es un reportaje? A ratos. ¿Un estudio etnográfico-antropológico? En parte sí. ¿Un libro de viajes? También lo es. ¿Un homenaje al Heródoto protorreportero y a la calidad de su prosa? Desde luego.

Y todo plasmado en magníficas historias no ficticias en las que los soldados de Salamina conviven con un niño sin zapatos en la Varsovia de 1942, Jerjes con Dostoievski, Creso con Louis Armstrong. Y el maestro Heródoto con su discípulo Kapuscinski, el mejor reportero de nuestro tiempo y un grandísimo escritor.


"La guerra es una derrota para la humanidad porque, además de poner en tela de juicio la bondad y la inteligencia, manifiesta el fracaso del ser humano: su incapacidad de entenderse con otros"


domingo, 11 de mayo de 2014

TODOS SOMOS MÁSCARAS

Hoy pensé en este mundo llamado civilizado, para mí no es más que una inmensa mascarada con forma de planeta, todos somos máscaras, nos guste o no, y hay tantas y tan diversas. Personas disfrazadas, sea un político, tu vecino o tu pareja. Nos la ponemos y así podemos mostrarnos a los demás con la imagen que cada uno quiere. Yo, como Benedetti, no me gustan las máscaras. ¡Y es tan difícil encontrar a un ser humano que tenga el coraje de mostrarse tal cual es!


Francis Picabia


Quiero arrancar la máscara de los astros y el tiempo, de las personas y de los gobernantes, quiero desentrañar el fuego de la común hoguera de la vida y la muerte, y poseer la esencia, lo absoluto, lo eterno. Quiero tener delante a alguien que se muestre en su inmensidad natural, quiero que este mundo cambie y que el futuro sea más bonito. Lo sé, quiero una utopía. Ojalá que no.


Carlos Orduña


No me gustan las máscaras.

Me gusta la indefensa gente que da la cara
Y le ofrece al contiguo su mueca más sincera
Y llora con su pobre cansancio imaginario
Y mira con sus ojos de coraje o de miedo.
Me gustan los que sueñan sin careta
Y no tienen pudor de sus tiernas arrugas
Y si en la noche miran/ miran con todo el cuerpo
Y cuando besan/besan con sus labios de siempre.

No hay piel falsa que supla la piel de la lascivia
Las máscaras alegres no curan la tristeza
No me gustan las máscaras, he dicho.

Mario Benedetti




Así quise siempre vivir, sin máscaras, y con la verdad como bandera. Y digo todo esto a sabiendas de lo complicado que está el mundo en que, por infinidad de intereses, la gente suele ponerse sus máscaras con la finalidad de lograr sus objetivos. Pocos son los que son y esta es la triste realidad en este mundo en que vivimos. Y digo los que son porque casi todo el mundo pretende lo que no es y, lo que es peor, lo que no le pertenece. Vivir, por momentos se convierte en un conflicto de intereses. La máscara citada sigue teniendo vigencia. Es lamentable, pero es una realidad.


Decía José Saramago una frase que lo resume todo al respecto de las máscaras. "Vivamos desnudos en nuestras almas, que nos sobran todos los trajes". La frase no puede ser más bella. Aquel que ha sabido desnudarse en el alma ante su prójimo, esa desnudez es la que viene a certificar que no se usan máscaras de ningún tipo. Así debe ser la vida, un torrente de luz que nos ilumine hasta el fondo de nuestro ser.


Emil Nolde

"Elegir la propia máscara es el primer gesto voluntario humano. Y es solitario". Clarice Lispector

Quizá también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetas