Google Translate

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 31 de enero de 2015

CHARLES BUKOWSKI Y SUS POEMAS MALDITOS

Lyonel Feininger, uno de los primeros maestros de la Bauhaus. 1913



LOS EXTRAÑOS


puede que no lo crean
pero hay gente
que va por la vida
con muy poca
fricción o
angustia.
visten bien, comen
bien, duermen bien.
están contentos con
su vida
familiar.
tienen momentos de
congoja
pero dentro de todo
permanecen imperturbables
y a menudo
se sienten muy bien.
y cuando mueren
es una muerte tranquila,
usualmente mientras
duermen.

puede que no lo
crean
pero gente así
existe.

pero yo no soy uno de
ellos.
oh no, no soy uno
de ellos,
no estoy ni tantito cerca
de ser
uno de
ellos

pero ellos están
ahí

y yo estoy
aquí


Lyonel Feininger, 1918


TODO


Los muertos no necesitan 
aspirina o 
tristeza 
supongo. 

pero quizás necesitan 
lluvia. 
zapatos no 
pero un lugar donde 
caminar. 

cigarrillos no, 
nos dicen, 
pero un lugar donde 
arder. 

O nos dicen: 
Espacio y un lugar para 
volar, 
da 
igual. 

los muertos no me 
necesitan. 

ni los 
vivos. 

pero quizás los muertos se necesitan 
unos a 
otros. 

En realidad, quizás necesitan 
todo lo que nosotros 
necesitamos 


necesitamos tanto 
Si solo supiéramos 
qué 
es. 

probablemente 
es 
todo 

y probablemente 
todos nosotros moriremos 
tratando de 
conseguirlo 

o moriremos 

porque no 
lo 
conseguimos. 

Espero que 
cuando yo este muerto 
comprendáis 

que conseguí 
tanto 
como 
pude.


Lyonel Feininger, 1918


Y LA LUNA Y LAS ESTRELLAS Y EL MUNDO


largas caminatas 
nocturnas 
son buenas 
para el 
alma: 
viendo furtivamente a través de las ventanas 
mirando extenuadas 
amas de casa 
intentando escabullirse 
de sus frenéticamente encervezados 
maridos.


Lyonel Feininger, 1918


POBREZA


Es el hombre que nunca has visto
el que te sostiene en la lucha,
ese que llegará
algún día.

Él no está afuera en las calles o
en los edificios, o en los
estadios,
o si está ahí
me lo perdí, de algún modo.

Él no es uno de nuestros presidentes
hombres de estado o actores.

Me pregunto si está ahí.
Camino por las calles
paso kioscos y hospitales,
teatros y cines, cafés
y me pregunto si él está ahí.

He buscado casi medio siglo
y no lo he visto.
Un hombre vivo, verdaderamente vivo
que cuando baje sus manos
después de encender un cigarrillo
veas sus ojos
como los ojos de un tigre mirando el pasado
en el viento.

Pero cuando las manos bajan
son siempre
los otros ojos
que están ahí
siempre, siempre.

Y pronto será demasiado tarde para mí
y habré vivido una vida
con kioscos, gatos, sábanas, saliva,
diarios, mujeres, puertas y otras cosas,
pero en ningún lado
un hombre vivo.

Charles Bukowski



viernes, 30 de enero de 2015

TRES POEMAS DE JUANA DE IBARBOUROU

Edward Hopper

ANGUSTIA

Hoy estoy triste, amor. Hoy tengo el alma
gris y desmelenada.
¡Tierra propicia para toda pena!
¡Para todo placer tierra negada!

La rosa de mi cuerpo
hoy es lirio beato.
Con triples vendas la ciñó la angustia
y yo con triples velos la recato.
Hoy estoy triste, amor. Hoy no pretendo
sentir mi risa.
¡Me endurece los labios
un agror de ceniza!


Mujer al borde de un torrente / Aristide Maillol



IMPLACABLE


Y te di el olor
De todas mis dalias y nardos en flor.

Y te di el tesoro,
De las ondas minas de mis sueños de oro.

Y te di la miel,
Del panal moreno que finge mi piel.

¡Y todo te di!
Y como una fuente generosa y viva para tu alma fui.

Y tú, dios de piedra
Entre cuyas manos ni la yedra medra;

Y tú, dios de hierro,
Ante cuyas plantas velé como un perro,

Desdeñaste el oro, la miel y el olor.
¡Y ahora retornas, mendigo de amor,

A buscar las dalias, a implorar el oro,
A pedir de nuevo todo aquel tesoro!

Oye, pordiosero:
Ahora que tú quieres es que yo no quiero.

Si el rosal florece,
Es ya para otro que en capullos crece.

Vete, dios de piedra,
Sin fuentes, sin dalias, sin mieles, sin yedra.

Igual que una estatua,
A quien Dios bajara del plinto, por fatua.

¡Vete, dios de hierro,
Que junto a otras plantas se ha tendido el perro!


Henri Manguin - 1918


LACERÍA


No codicies mi boca. Mi boca es de ceniza

Y es un hueco sonido de campanas mi risa.


No me oprimas las manos. Son de polvo mis manos,

Y al estrecharlas tocas comida de gusanos.


No trences mis cabellos. Mis cabellos son tierra

Con la que han de nutrirse las plantas de la sierra.


No acaricies mis senos. Son de greda, los senos

Que te empeñas en ver como lirios morenos.


¿Y aún me quieres, amado? ¿Y aún mi cuerpo pretendes

Y, largas de deseo, las manos a mí tiendes?


¿Aún codicias, amado, la carne mentirosa

Que es ceniza y se cubre de apariencias de rosa?


Bien, tómame. ¡Oh laceria!

¡Polvo que busca al polvo sin sentir su miseria!




JUANA DE IBARBOUROU, poeta uruguaya.



Frases:

"Así, cuando yo muera, he de ser a tu lado una pequeña llama de dulzura infinita para tus largas noches de amante desolado".


"Llueve, llueve, llueve, y voy, senda adelante, con el alma ligera y la cara radiante, sin sentir, sin soñar, llena de la voluptuosidad de no pensar".








domingo, 25 de enero de 2015

SERIE "MUJERES LLORANDO", DE PABLO PICASSO - AÑO 1937 - [VÍDEO]


"Travesía de muralla a muralla,
el abismo es el párpado,
allí naufraga el mundo
arrasado por una lágrima". (Blanca Varela).


Mujer que llora, 1937, Picasso

En 1937, Pablo Picasso pinta el cuadro Mujer que llora, en el que presenta el sufrimiento y el dolor de una mujer ante la guerra civil española.

Es un cuadro que transmite gran emoción mediante colores fuertes, como rojos y amarillos (colores de la bandera republicana junto con el morado), verdes y negros y formas y planos geométricos. Las líneas de contorno de la figura son negras y están muy marcadas y vemos como la boca, el pañuelo y las manos están en blanco y negro para acentuar el contraste y llamarnos la atención hacia ese grito desgarrador que parece emitir la figura.

Es un cuadro que no nos deja indiferentes y llama la atención el llamativo sombrero con flor, el pelo que parece recién peinado y ese abrigo con pespuntes. Si nos fijamos en los ojos, parecen abiertos de par en par, como transmitiendo la desesperación y el dolor que produce una guerra.

En 1986 este cuadro fue robado del Museo de Melbourne en Australia por un grupo llamado Terroristas Culturales Australianos.

Los colores fuertes y las pinceladas rígidas describen toda la intensidad desgarradora del dolor que siente esta afligida mujer. La atención del espectador se centra de inmediato en la zona fría, azul y blanca, en torno a la boca y los dientes. Los ojos y la frente están dislocados, literalmente rotos por la pena. La figura recuerda a las del gran muralGuernica, que Picasso pintó el mismo año y que representa una matanza de la guerra civil española. 

Este cuadro es uno de los más expresivos de la serie titulada "mujeres llorando":


Mujer llorando, 1937
Mujer llorando, 1937
Cabeza de mujer llorando con pañuelo III


El dolor y el sufrimiento se hacen patente en la serie. No hay lugar para la serenidad y el equilibrio. Las líneas se quiebran, los colores se contraponen. 

Las tonalidades intensas captan la atención hacia los puntos más dramáticos: las manos, los ojos y la boca. 

El tiempo y el espacio se fragmentan ante el caos, la inseguridad y la desesperación. 


La serie es un grito de dolor ante las atrocidades de la guerra. 



Cabeza de mujer llorando con pañuelo I


Lloremos. ¡Ah! Lloremos purificantes lágrimas, hasta ver disolverse el odio, la mentira, y lograr algún día (sin los ojos lluviosos) volver a sonreírle a la vida que pasa.


Oliverio Girondo


Cabeza de mujer llorando con pañuelo II

Mujer llorando, 1937
Mujer llorando, 1937


"Hay que recuperar, mantener y transmitir la memoria histórica, porque se empieza por el olvido y se termina en la indiferencia", lo decía Saramago en el 2005.

También recordando a Antonio Machado, que decía: "¡Madrid, Madrid, qué bien tu nombre suena / rompeolas de todas las Españas! / La tierra se desgarra, el cielo truena / tú sonríes con plomo en las entrañas".


SALVADOR BACARISSE - ROMANZA


*.- Concertino para guitarra y orquesta en la menor , Opus 72-(1957), de Bacarisse, compositor español exiliado de guerra, murió en París en el 1963, nos dejó esta romanza tan conocida.







sábado, 24 de enero de 2015

EL CAMINO DE LAS UTOPÍAS - EXTREMODURO JUNTO A LEONORA CARRINGTON


Nos hemos enterado que hay una gente que se llama El Pájaro Azul, que dicen que no se identifican con ningún sistema ideológico ni político ni religioso, y eso nos gusta porque es lo que nos pasa a nosotros, siempre. La canción Camino de las Utopías hoy se llama Pájaro Azul en su honor. R. Iniesta (Extremoduro), Pintura de Leonora Carrington.


El camino de las utopías


Voy buscando lo que quiero,
averiguando, a mi manera,
que no me gustan los maderos
ni la gente con banderas,
ni la Virgen María,
ni ninguna ideología;
pero si sirve de algo,
yo pido libertad para los pigmeos,
que me dan aunque no los veo.

Agua. Si vienen a por mí, tú dame el agua.
Mientras, intentaré, a la vida, negociar
lo que tengo, lo que tú ya sabes...
lo que guardo bajo siete llaves.

Salgo a la calle desnudo,
nadie piense que es locura,
que con el ojo del culo
mido la temperatura.
Mientras la mayoría,
más terca cada día,
se ocupa de sus cosas,
yo pido...

Hace tanto que te espero
que he perdido la conciencia social
y ya no encuentro agarradero,
abandonado en esta ausencia global.
Desde que no te veo...

Concédeme un deseo:
si no es mucho pedir,
yo pido libertad para este minero
que quiere entrar en ese agujero.

Ardo. Te veo pasar y, ahí, me caliento y ardo,
y entro a hacer, en tus caderas, prospección.
Si me pierdo, dime adónde sale,
qué motivos son los principales;
que sólo el viento me sirve de guía
por los caminos de las utopías.

Sopla el viento sin parar
para que vuelva
para que vuelva
y en el viento viene y va
una respuesta
una respuesta.

Estoy buscando una respuesta
que lleva el viento
y voy detrás de todas las tormentas
y no la encuentro.
y voy detrás de todas las tormentas
por si la encuentro.

Leonora Carrington

Extremoduro ...!!





VLADIMIRA PUND Y VLADIMIR KUSH - QUE A USTEDES NADA LES PASARÁ SI SE PORTAN BIEN

"Una tarde senté a la belleza en mis rodillas.
Y la encontré amarga.
Y la injurié". 
(A. Rimbaud)

Vladimir Kush


Tengo los dedos rotos y el arpa estallada en mis notas discordantes.
Sostengo en mis manos la frágil mente con la que traté de vivir.

Pero la verdad es más cuerda que mi imagen

y mis manos más reales. No puedo más, no quiero más risas
ni enfermedades que te aten a mí.

Me voy.

No tengo más que un hatillo de dolorosos recuerdos
de jirones de mi alma remendados y remendados hasta el desuello.

Siento el dolor incomprendido,

ése al que todo el mundo pone solución con su boca sonora.
Ese dolor al que ponen linimentos de palabras amables.

Nadie lo cura.

Ahí está, mírenlo y no sientan horror ni miedo,
que a ustedes nada les pasará si se portan bien.

Si miran hacia otro lado
no les salpicará mi herida.




Vladimira Pund (Balconcillos)


Vladimir Kush




Vuelven los pétalos negros
a desprenderse de las flores de la vida
y a confundirse con la oscuridad del tiempo.

Haré un ramo con miedos, angustias y dolores
y otro sólo con temores.
Sólo para comprobar que el presente, aunque sea oscuro,
es el regalo más bello de la vida.

(Vladimira Pund)






Vladimir Kush


"La única esperanza para los cobardes es confiar en el error.

Así que introduzco concienzudamente unas monedas en la máquina de hacer sufrir…

pero ah!!! la voluntad vigila los actos
sólo dejará de funcionar un rato.

Si no fuera así no existiría el error sino la mano divina ..."

(Vladimira Pund)






*.- Vladimir Kush, nacido en 1965 en Moscú, es un pintor y escultor surrealista que define su arte como surrealismo metafórico. 

Algunas de sus obras que más me han impactado:










jueves, 22 de enero de 2015

ALEXEI VON JAWLENSKY - PINTOR EXPRESIONISTA RUSO



"El color es un medio que ejerce una influencia directa sobre el alma. El color es el teclado. Los ojos son los martillos. El alma es el piano, con sus muchas cuerdas. La mano del artista toca una tecla detrás de otra para causar vibraciones en el alma." 


(Vassily Kandinsky, De lo espiritual en el arte)








Alexei von Jawlensky,(1864-1941), pintor ruso. Se formó en la Academia de San Petersburgo y en la de Munich. En 1924, junto con Kandinsky, Klee y Feininger, fundó en Wiesbaden el grupo Die blauen Vier (Los cuatro azules), y expuso junto a ellos en numerosas ocasiones en América y Europa.
Su pintura, enraizada en el folclore y en el misticismo rusos, refleja el influjo de Van Gogh, de Cézanne, de los nabís y, sobre todo, de Matisse. 

Formó parte de las inquisitivas y dinámicas vanguardias pictóricas de comienzos del siglo XX. En su prolífica obra, logró una lírica síntesis de sensualidad y emociones sublimadas. Como en pocas creaciones artísticas, en ellas es posible observar también el impacto de su severa artritis reumatoide, que modificó radical y progresivamente su estilo. 






En 1917 comenzó su conocida serie Cabezas místicas, y al año siguiente Cabezas abstractas, en las que se combinan las notas fauvistas y expresionistas con la tradición y espiritualidad del arte ruso. 

Con estas cabezas combina tendencias de arte vanguardista con su fascinación por el icono de la tradición espiritual rusa. 


En sus memorias escribe el pintor: 


"Al principio quería seguir pintando en Saint-Prex igual que lo hacía en Munich. Pero algo dentro de mí me impedía pintar cuadros sensuales y llenos de color. Mi alma había cambiado por culpa de tanto dolor, y eso me forzaba a encontrar otras formas y colores para expresar lo que conmovía mi alma".






Desgraciadamente ignoramos el título de tales obras. Son rostros femeninos estilizados, mientras que los segundos son rostros asexuados, ni femeninos ni masculinos. Jawlensky vuelve con ellos al tema del icono, creando su propia versión del icono moderno.




Dejo a continuación una selección de esta parte de su obra: 







Todo lo vivido hasta aquel entonces, todo lo conocido y leído confluían, en este momento de crisis y también de renovación, en una visión nueva e insólita de la esencia del ser humano. 












Biografía resumida: 

Su llegada a Múnich tuvo lugar en 1896, cuando, desilusionado con los métodos de enseñanza de la Academia de San Petersburgo, se trasladó hasta allí para continuar su formación como pintor. 








Asistió a las clases de Anton Azˇbé y fue en su escuela donde, en 1907, conoció a Kandinsky, que se convertiría en su amigo y colaborador artístico. En 1905 realizó su primer viaje a Francia, donde se familiarizó con las obras de Paul Gauguin y Vincent van Gogh. 

Asimismo tuvo la oportunidad de conocer a Henri Matisse y la obra de los pintores fauves, junto a los que expondría en el Salon d’Automne de ese mismo año. 






Tras su regreso a Múnich, pasó varios veranos en Murnau junto a Kandinsky, Gabriele Münter y Marianne von Werefkin, pintora rusa con la que Jawlensky había llegado a Alemania. 

Con ellos creó en 1909 la Neue Künstlervereinigung de Múnich, en la que permanecería hasta 1912, fecha en la que se unió al grupo expresionista Der Blaue Reiter (El Jinete Azul). 




Como a la mayoría de sus colegas de Múnich, el sentido musical del color y una concepción mística inspirada en la teosofía marcaron el destino espiritual y artístico de Jawslensky. 





La temática de la obra de Alexei Von Jawlensky se centró principalmente en el retrato, los paisajes y las naturalezas muertas. Todas ellas tienen como característica común la subordinación del motivo al color, dotando a éste de apariencia plana y renunciando al uso de sombras y contornos en beneficio de una composición que en su caso extremo se limita a la yuxtaposición horizontal de bandas de colores primarios y complementarios. 

Desde finales de la década de 1920, Jawlensky sufrió una fuerte artritis que fue restringiendo su movilidad hasta impedirle completamente continuar pintando. En 1938 comenzó a dictar sus memorias 









Fuentes: 




Quizá también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Etiquetas